lunes, 27 de febrero de 2012

Panamá:¿Conocías la "piedra desodorante"? El Alumbre

kalunite™ potassium alum

El sudor es un fenómeno natural que permite la termoregulación del cuerpo. Es producido por las glándulas ecrinas (presentes en todo el cuerpo y que segregan un líquido incoloro e inodoro) y por las glándulas apocrinas (situadas en axilas, pies y manos, responsables del sudor que puede convertirse en un olor desagradable por las bacterias que se alimentan de él y lo descomponen).


Historia de los desodorantes

Ya en las atiguas civilizaciones utilizaban "desodorantes": Los egipcios, tras un baño aromático, se aplicaban aceites perfumados en las axilas. Elaboraban productos especiales a base de limón y canela. Los egipcios descubrieron que la eliminación del vello de las axilas disminuía considerablemente el olor corporal. Siglos más tarde, los científicos descubrirían el motivo: el pelo incrementa notablemente la zona superficial en la que las bacterias, en sí inodoras, viven, proliferan y se descomponen hasta producir malos olores.


En el Imperio Romano, después de lavarse, se colocaban en las axilas unas almohadillas con sustancias aromáticas.

En la Edad Media el alumbre llegó a adquirir gran importancia económica. Esto va a atraer la atención sobre el alumbre de personajes como el Papa de Roma, la familia Medicci y algunos de los cortesanos más poderosos del Reino de España.
Plinio, escritor y naturalista romano, fue el primero en documentar el uso de “Alumen Romanum” en su libro “Naturalis Historia”. El griego Dioscórides describe también el mineral de alumbre en su extensa obra “De Materia Medica”.

Varios siglos después, a finales del siglo XIX, surgió el desodorante como producto de higiene personal gracias a una mezcla de sulfato de potasio y aluminio. Pero fue tras la segunda guerra mundial cuando su uso se generalizó prácticamente en todos los países occidentales.

¿Pero, qué es exactamente el alumbre?

El alumbre potásico es un sulfato de aluminio y potasio cristalizado con 12 moléculas de agua, cuya fórmula química es KAl(SO4)2·12 H2O. Su nombre procede del griego: Alos=Sal. Por extensión se ha nombrado alumbre a cualquier sulfato unido a la vez con un metal trivalente, no necesariamente aluminio, y otro metal monovalente.

El alumbre aparece en la naturaleza, especialmente en minerales de origen volcánico, formando grandes cristales. Los principales yacimientos se encuentran en Panamá,Siria y Mejico. En España, también se encuentran yacimientos de este mineral, en Rodalquilar (Almería).
El que se puede obtener por síntesis es el alumbre amoniacal ((NH4)Al(SO4)2·12 H2O) que se emplea también como desodorante, y se le denomina en la nomenclatura INCI (la que aparece en el etiquetado) como Ammonium alum.

 ¿Cómo actúa?

El alumbre es un desodorante antitranspirante. Se humedece “la piedra” y se aplica en las axilas. Sobre ellas queda una película fina de esta sal, que actúa como astringente, disminuyendo la secreción sudoral. Además la sal posee un marcado carácter antiséptico que reduce la población bacteriana, impidiendo que estos microorganismos descompongan el sudor.

La película queda sobre la piel, por lo que su efecto es duradero.
Es importante comprobar que en la etiqueta ponga “Potasium Alum”, ya que esta información es obligatoria según la Directiva Europea CEE 938533, que lo regula.

Productos en España:

Piedra de Alumbre, de Nature Provence. En herbolarios. Unos 10 euros.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada