jueves, 2 de febrero de 2012

BULGARIA: Receta limpiador facial de rosas

Revisando en detalle todo lo escrito sobre el origen del aceite de rosa, el historiador Venelin Topalov llega a la conclusión que el cultivo de rosas fue introducido en Kazanlak, ciudad búlgara que fue fundada en 1420, por los turcos. Las rosas fueron supuestamente traídas a esta ciudad desde Túnez, por un juez turco.
Las legendas del área de Kazanlak cuentan que el juez tenía enormes y preciosos jardines, llenos de rosas. En 1593, el Sultán Murad III ordenó al juez, a través de su jardinero jefe, que aprovechara de mejor manera las tierras y que cultivase rosas para satisfacer las necesidades de su palacio.

En la actualidad, la esencia de mejor calidad y más cara se cultiva y obtiene de modo industrial en Bulgaria, procedente de la famosa y exquisita Rosa de Bulgaria, cuyo nombre es en realidad Rosa Damascena. Su aceite se comercializa en los mercados más selectos de la industria cosmética mundial.
En los campos búlgaros, todos trabajan incesantemente y unidos como uno solo cuando llega la temporada de cosechar las flores, que se recolectan durante la noche para que las rosas no pierdan su aroma, y terminan por la mañana. Se requiere alrededor de una tonelada de pétalos para obtener apenas una gota de aceite esencial.
Aparte del aceite, las Rosas de Bulgaria son útiles para elaborar también el Agua de Rosas, también con propiedades terapéuticas probadas en tratamientos alternativos, como los trastornos nerviosos, tratamiento de heridas y de afecciones de la piel como el acné.
Rose Water and Glycerin Facial Cleanser
Ingredientes
  • 1 vaso de infusión de agua de rosas (que obtendremos con pétalos de rosas y agua destilada)
  • 2 cucharadas de glicerina
  • 5-10 gotas de aceite esencial de rosas
  • Aceite de semilla de uvas (opcional)
 ¿Cómo prepararlo?
Ponemos 4 cucharadas grandes de pétalos de rosas frescos, a ser posible (en floristerías) o secos (los puedes encontrar en herbolarios), en una cazuela con tapa. Añadimos 150 ml. de agua destilada muy caliente, no hirviendo.



  • Removemos muy bien la mezcla y la dejamos enfriar. Cuando este fría la cublrimos con una película de papel de plástico autoadherente y la dejamos en la nevera durante una noche.
  • Una vez pasado este tiempo separamos los pétalos del liquido (con un colador grande) y lo ponemos en un recipiente bién limpio y seco. Lo ideal es una botellita de cristal.
  • Añadimos las dos cucharadas de glicerina, y las gotas del aceite esencial de rosas. Si queremos prolongar la vida útil del producto, podemos añadir media cucharadita de aceite de semilla de uva, cuyas propiedades antisépticas servirán como conservante natural.

  • ¿Qué productos similares podemos encontrar?
    Agua de Rosas, de Carla de Bulgaria, en su página web:
    AGUA NATURAL PURA DE ROSA BULGARA 100 ml. + certificada,
    Enviada desde Bulgaria, la he encontrado en Ebay por 5 euros, gastos de envío incluidos.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada